Roger Senserrich en Politikon:

Si queremos que el gasto educativo sea progresivo, la universidad debería ser cara por defecto, e ir acompañado de un sistema de becas generoso por criterios estrictamente de renta familiar.

Está claro que en ausencia de lo segundo, aplicar lo primero no es ninguna solución. Pero no deja de ser interesante porque creo que un amplio porcentaje de los detractores de la reforma lo serían también de la propuesta de Senserrich.