Rubicon: Grant, Will, Tanya, Miles

Rubicon pudo ser una serie de altura, seguramente no de la talla de The Wire, pero desde luego de altura. Suspense lento, muy lento, personajes algo previsibles pero que se van matizando y a los que llegas a coger el gusto (como Miles). Suspense bien hecho y la incomprensible cancelación de la segunda temporada dejan todo en una única temporada que quizá terminen por convertirla en una serie de culto, que es como se llama a las cosas cuando las conocen sólo cuatro gatos. La AMC tenía entre sus manos materia prima para haber creado una gran saga.