El 21 de marzo tiene la virtud de ser equidistante en este planeta caprichoso. ¿Es el invierno que se aleja o que se acerca? ¿El verano, dónde está el verano el 21 de marzo? ¿Es futuro o pasado? ¿Bajo que constelación das las buenas noches? Lo cierto es que es una fecha para no recordar. O al menos eso creo yo, que crecí junto al mar en una cultura que celebra el solsticio de verano como la noche más grande del año (y también la más corta). A su lado, languidece la llegada de la primavera (o del otoño), según lo que vean cuando miren al cielo.