A passport to be proud of | ComingAnarchy.com

because of the costs and hassle associated with getting a new visa in the new passport, the common practice is to staple the old passport to the new one.

Bromeamos a menudo con el hecho de que, cuan desdichado agente secreto, cogeríamos sin dudarlo todo pasaporte que tuviera nuestro nombre y foto, por estravagante que fuera el país que te lo otorga. En Coming Anarchy bromean con un pasaporte del que estar orgulloso y, si se toman los tres minutos que les lleva leer el post, tomarán conciencia de que lo importante no es quién firma y otorga el pasaporte (para que alguien que posee una mirada utilitarista de los pasaportes no cabe duda al respecto, por cierto), sino el mundo que su portador ha visto. Lo bonito, como casi siempre, está en los ojos del que mira y, en este caso, en los ojos del que vio todas esas ciudades, todos esos mundos, aunque en un universo claramente mejor no hubiera que tener sellos para haberlos visto.