Pensar una chorrada, escribirla, publicarla. Pensar «voy a buscar que seguro que hay algo inventado» y descubrir que efectivamente existe y que el post que publicaste hace menos de un minuto ya está indizado en los resultados de búsqueda de Google.

Es de esto de lo que hablamos cuando decimos que Google fue el primero en lograr usar (en Internet) la infraestructura como ventaja competitiva, algo que intenta impulsar con cada cambio que hace a su buscador.

Internet es cada vez más grande, sin duda, y, paradójicamente, (o no tanto) más centralizada.