Parece que a alguien en el actual gobierno español se le ha ido la mano trucando el barómetro del CIS. En octubre de 2012 había casi un 8% de ateos y un mes después hay 0.0% (son los conocidos ateos-san-miguel).

¿Habrán contratado al mismo equipo que maquilla los datos para Cristina Kirchner en su particular huida hacia adelante?