Leo en Granada Hoy que Nicolas Negroponte se ha quedado a gusto:

«Ir a un congreso de software libre con un iphone es como ir a Greenpeace en un 4×4»

Para que diga algo así, ¿cuántos iPhones no ha debido ver allí el bueno de Nicolás antes de hartarse? ¿De verdad ese perfil inconsistente de persona habitual de congresos de Linux cargado de iOS y Mac es tan abundante?