Siempre Dilbert:

O el virus se tragó mi e-mail. O algo. Quizá querrías buscar una defensa que sea menos verificable.