Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Hace 5 días en The Verge insinuaban que Yahoo! compra startups porque no tiene otra forma de acceder a talento. Hoy, Bernardo Hernández, que fuera ex-jefe global de producto de Google, anuncia que se incorpora a Yahoo! al frente de Flickr. Ooops. Pero es como todo: el que no escribe titulares rimbombantes ni vendía ayer el periódico, ni genera hoy páginas vistas. Porca miseria.

Han rediseñado Google Plus y total, que voy a echar un minuto bicheando las novedades y ¿qué me encuentro? Me encuentro lo siguiente:

Nuevo Google+, los gatos e Internet

Eso que ven en el centro en tamaño supersize me es en realidad un Gif animado. De gatitos, sí. Y la llamita que ven en la esquina de esa publicación significa no sé si que está hot o que es contenido recomendado. Vamos, que yo sigo en G+ a 3 o 4 personas, pero que ninguna de ellas ha publicado realmente esa meme(z), sino que un algoritmo (el de G+) ha decidido que eso era relevante para mí.

Ah, el descubrimiento. El hype del momento.

Los mejores algoritmos de descubrimiento al servicio de los vídeos de gatitos. Esperen, que vomitaría arcoiris si no estuvieran las mejores mentes de mi generación empeñados en que la tontería del descubrimiento es la fucking bomb. Obv, para poder meter anuncios como el que no quiere la cosa.

Conversación real:

– Skype es el nuevo NetMeeting.
– ¿Qué es NetMeeting?
– ¿Ves?

Google Plus es tecnológicamente impecable. Sin embargo, la mayoría de desarrollos que ves en Plus reciclan código y funcionalidad existente en software previo (los hilos de comentarios y compartidos de Reader, por ejemplo) y no eran realmente novedosos, aunque se les lavase la cara.

Hangout es el verdadero feature disruptivo de Plus. Porque Skype es el nuevo NetMeeting… sí. Pero Hangout es el nuevo Skype.

Animado ante la confirmada disponibilidad de Nexus 4 en Francia para las próximas semanas, se me ocurre revisar si por estas latitudes tendremos igual fortuna, ya que en su día lo dejé pasar, pero quizá me haga con uno si se presenta la posibilidad en términos similares a los que fueron.

Claro, uno va a Google a preguntar si desde Madrid se podrá comprar el Nexus 4 y el oráculo le responde:

Google Nexus 4, inocente inocente

Ojo al dato: el primer resultado, y es obviamente una inocentada del día 28 de diciembre… pero Google y Larry Page (el hombre cuyo apellido denomina al algoritmo más famoso de Internet) se permiten decir que Facebook lo hace mal en desarrollo de producto.

Ellos dormidos en los laureles, claro: si hubiera página de la Wikipedia sobre esto, habría salido primero (aunque no fuera en absoluto relevante, ¡qué más da!). Lo único que puedo decir es que me alegro de no haber pulsado eso de «voy a tener suerte», porque menuda suerte.

Pensar una chorrada, escribirla, publicarla. Pensar «voy a buscar que seguro que hay algo inventado» y descubrir que efectivamente existe y que el post que publicaste hace menos de un minuto ya está indizado en los resultados de búsqueda de Google.

Es de esto de lo que hablamos cuando decimos que Google fue el primero en lograr usar (en Internet) la infraestructura como ventaja competitiva, algo que intenta impulsar con cada cambio que hace a su buscador.

Internet es cada vez más grande, sin duda, y, paradójicamente, (o no tanto) más centralizada.