Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Protagonizado por el inefable John Gruber:

Someday, you’re going to want to be able to say, “I’ve been using Vesper since back when it was only for iPhone.”

Gruber es listo, y capta bien la aspiración pretenciosa de mucha gente. Es la misma pretenciosidad de esos modernos a los que si mencionas un grupo de música irremediablemente responderán que ellos ya lo conocen, aunque el grupo sea falso y no exista.

Recuerdo cuando se rumoreaba que la salida de Instagram para Android conllevaría la ruina para el servicio en forma de pérdida de la calidad de las fotos, porque «Android sólo lo usan teléfonos de gama baja con cámaras malas» (que usa la gente pobre, es el implícito que no se atrevían a señalar explícitamente). ¡Instagram! Ese templo de puestas de sol quemadas y retocadas hasta el aburrimiento precisamente para que no se vea que tu foto es, en efecto, una porquería.

Todo es lo mismo y uno: pose, pura pose pretenciosa. La pose del cultureta y la del early adopter elitista, unidas en lo más íntimo de su carácter detestable.

Por otra parte, me he acordado de otro someday diferente, al que quizá alude Gruber como diciendo «te estoy perdonando la vida, te estoy dando la ocasión de presumir de early adopter en el futuro».

Someday, and that day may never come…

Leo en Granada Hoy que Nicolas Negroponte se ha quedado a gusto:

«Ir a un congreso de software libre con un iphone es como ir a Greenpeace en un 4×4»

Para que diga algo así, ¿cuántos iPhones no ha debido ver allí el bueno de Nicolás antes de hartarse? ¿De verdad ese perfil inconsistente de persona habitual de congresos de Linux cargado de iOS y Mac es tan abundante?