Estudios recientes

En ocasiones, sólo en ocasiones, uno encuentra entre sus resultados más placer que la comprobación (o rechazo) de un supuesto previo. Al señor de la viñeta, por ejemplo, se le llena la boca con su afirmación.