No sabemos cuál será el próximo podcast que se pondrá de moda, ni quién conseguirá (¿lo logrará alguien?) dar con la tecla de la monetización de los mismos, pero algo está claro: no lo van a hacer desde cataluña.

Banda Ancha via Jose Gelado:

El Consejo del Audiovisual de Cataluña decidirá quien puede difundir información por internet de la misma forma que lo hacen las televisiones y radios mediante las frecuencias de radio. Servicios como YouTube o la simple emisión de un podcast tendrán la supervisión de los poderes públicos.

Els serveis de comunicació audiovisual radiofònica a petició, que es presten per a l’audició de programes i de continguts en el moment elegit per l’oient i a petició pròpia, sobre la base d’un catàleg de programes seleccionat pel prestador del servei de comunicació.

Está claro: el siguiente podcaster podrá vivir en Barcelona, pero no va a declarar que emite desde ahí… un gran logro de los que quieren controlarlo todo, luego se quejarán de que la innovación sea eso que sucede en otra parte.