Mis queridos amigos del Túmulo, que levantaron la persiana hace casi 4 años cuando toda la manada gritaba «noooo», estrenan nuevo local. Más grande, más luminoso. Se echará de menos el viejo túmulo, sin duda, pero en el nuevo seguro que caben más mesas para warhammer. Al nuevo local le echaron el ojo estas navidades, cuando volviámos de comer con ellos (y con Juampe!), lo cual me alegra porque no puedo verlos tanto como sería deseable y esta pequeña casualidad hace que la noticia (buenísima en sí misma) me arranque una sonrisa siquiera un pelín más amplia.

A alguien le quedan dudas de que son la gran referencia malagueña sobre Magic y Warhammer?