El CEO feo al que no le gustaba el SEO retoma la tradición de la colección de libros de autoayuda 2.0 y actúa como complemento a los siempre reseñables libros de liderazgo.

Sin embargo, da un paso más allá de lo que dieron los anteriores títulos de la colección al adentrarse en la realidad ficcionada para niños. El protagonista es en realidad una protagonista, la tortuga Huga que comía lechuga, y en esta ocasión está al frente de una piscifactoría, lo cual le enfrentará a nuevos retos para conseguir un final feliz en un mundo en el que la rentabilidad del proyecto y la lucha por la supervivencia de la especie obligan a nuestra protagonista a un sinfín de peripecias.

Y bueno, el libro aún no está escrito, pero lo escribo on-demand, y si todo va bien habrá una reseña muy positiva en Babelia. Tiempo al tiempo.