«Para no vivir de la nostalgia como otro nombre para la decadencia». Frase lapidaria de Gonzalo Martín al hilo de otro tema.