Leemos en Armed with warsobre los nuevos desarrollos en materia de geolocalización de DARPA:

When the GPS is inaccessible, whether as a result of a malfunction, or as a consequence of enemy action, information critical for navigation must be gathered using the missile’s on-board sensors.

DARPA’s Chip-Scale Combinatorial Atomic Navigator (C-SCAN) effort seeks an atomic inertial sensor to measure orientation in GPS-denied environments. The type of thing that goes where no electronic map has gone before.

El GPS es un sistema redundante a propósito, con varios satélites cubriendo la misma zona para evitar que la desaparición de uno deje al sistema cojo. Pero eso no significa que no sea susceptible de ataque. (Y a ese tio de incertidumbre bélica apuntaba China cuando en enero de 2007 destruyó de un misilazo un satélite meteorológico.)

Si este desarrollo de DARPA llega a buen término, unido a la esperable miniaturización, tendríamos dispositivos tan pequeños como un GPS, con la misma capacidad de geolicalizar que éstos pero aún más resilientes.