Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Soy un amante incondicional del Apfelstrudel, que se sitúa en mi escala de preferencias casi a la misma altura que un buen tiramisú (y eso es decir bastante, porque mi relación con el tiramisú es de amor-amor).

Pero bueno, vayamos por partes y hoy toca hablar de esta tradicional tarta de manzana con base de hojaldre. La receta la he encontrado vía YOCOMO Recetas.

Ingredientes:

  • Una base de hojaldre.
  • 50g de azúcar blanco y 50g de azúcar moreno. Se pueden usar 100g del mismo azúcar, si ya tenéis uno de esos 2 en casa.
  • 3 manzanas granny medianas, o 4 pequeñas.
  • Un puñado generoso de sultanas, unos 50-75g.
  • Canela molida (1 cucharilla).
  • 1 chupito chico de ron.
  • Azúcar glace.
  • 1 huevo.

Preparación:

  1. Para empezar hacemos un almíbar. Ponemos 100 ml de agua (aproximadamente medio vaso) en un cacharro a calentar, pelamos las manzanas y ponemos las cáscaras con el agua y añadimos 50g de azúcar (si tenemos mitad azúcar blanco y mitad moreno, añadimos el azúcar blanca). Lo dejamos reduciendo lentamente, unos 15 minutos o así.
  2. En ese rato aprovechamos a picar las manzanas en dados pequeñitos. También podemos picar las sultanas si son medianas o grandes.
  3. Cuando el almíbar está bien reducido sacamos las cáscaras de manzana y si hiciera falta lo pasamos a un cacharro donde podamos añadir el resto de ingredientes del relleno. Ahí añadimos las manzanas y las sultanas que ya tenemos en trozos pequeños. Añadimos también 1 cucharita pequeña de canela, los 50g de azúcar moreno y un chupito corto de ron. (Yo no tenía ron y he puesto un chorrito de vino dulce, que no es lo mismo pero es lo que tenía a mano.)
  4. Mientras todo eso se va ablandando un poco lo movemos de vez en cuando y aprovechamos a batir el huevo, que necesitaremos para darle una capa de huevo al hojaldre antes de meter al horno.
  5. A continuación sacamos la masa de hojaldre, que si ya hemos comprado preparada normalmente tendremos fría en la nevera para que sea más fácil manipularla sin que se rompa. La extendemos y le hacemos unos cortes laterales como se ven en la foto, que servirán para trenzar un poco el Strudel. Dejamos la parte central sin cortar, que ahí pondremos el relleno, claro.
  6. Cuando esté blandito/dorado, colocamos el relleno en la parte central de la masa y cerramos la misma. Antes de meterla al horno le damos una capa con el huevo que hemos batido.
  7. Horneamos durante 20 minutos a 180ºC.
  8. Para la presentación usamos el azúcar glace (que yo no tenía) y una pizca de canela que lo adorna muy bien. Hay quien lo sirve acompañado de nata montada, que seguro está bien.

apfelstrudel-1

apfelstrudel-2

apfelstrudel-3

apfelstrudel-4

Baticate

El baticate es una de esas recetas sencillas y efectivas.

Se trata de un batido de aguacate y, como tal, lo preparamos en apenas 10 minutos mezclando aguacate y leche en proporciones 1:1 (si pusiéramos 1 kilo de aguacates, pues añadiríamos 1 litro de leche; lo normal para un par de personas es que ambas cantidades sean mucho menores). Añadimos azúcar y canela al gusto y lo pasamos por la batidora. (Si al probarlo vemos que vamos cortos de , pues añadimos, volvemos a mezclar y… bueno, el proceso de siempre.)

En mi caso, puse dos aguacates pequeños y un vaso corto de leche (de ahí que quede un poco más espeso que un batido normal y posea casi la textura de un yogur), una cuchara sopera de azúcar y un poco de canela así espurreada. El azúcar y la canela la pueden adaptar al gusto y si desean un auténtico batido, mucho más líquido, todo se reduce a añadir más proporción de leche.

Lo dejan todo bien mezclado y lo meten en la nevera. Al momento de servir pueden decorar con algo de canela adicional.

Por ahí veo que hay variantes en las que añaden plátano. Moderneces, yo nunca lo vi con plátano añadido y, sinceramente, si es para dar consistencia puede hacerse alterando la proporción de leche y si es para dar dulzor, podemos modificar la cantidad de azúcar. Vamos, que yo recomiendo hacerlo sin usar otra fruta que el aguacate que es el centro del mismo.

En Lifehacker:

According to neuroscientist and nutrition and food blogger Dr. Darya Pino, one way to improve your cooking skills is to try new things, and one great way to get inspired to try new cuisines and dishes is to read more fiction—specifically fiction that transports you to different worlds and cultures.

Lo cierto es que no lo había pensado, pero una cosa puedo decir: en Canción de Hielo y Fuego salen muchas, muchísimas recetas… y ya sabes lo que dicen: en el juego de tronos sólo puedes ganar, o limpiar los platos.

La llaman reserva, 1925, y mil cosas más. Para mí siempre fue, y será, la Alhambra verde. No tiene sentido hablar de la mejor cerveza del mundo ni pamplinas similares. Todo eso son sandeces. Pero la Alhambra verde es verdaderamente magnífica, y me van a perdonar pero a mí me evoca ya muchos recuerdos. Me hago mayor. En el Diario de Sevilla entrevistan a Antonio Perera, malagueño que recién llegado a Granada se encontró con el difícil encargo de cerrar o vender una fábrica en pérdidas. El destino, sin embargo, reservaba un destino diferente. Esperen, tengo una en la nevera. Si comentan, sean conscientes de que tardaré un rato en responder.