Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Gonzalo Martín sobre líderes y liderazgo:

Yo tenía una edición del María Moliner donde líder se definía como mandatario extranjero, lo que me llevaba a pensar que en nuestra cultura no había términos para el tipo de gobierno/seducción de las personas que implicara ausencia de autoritarismo o imposición.

El post en sí contiene ideas más productivas que ésta sobre eso que llamamos crowd funding, pero yo me fui por las ramas.

Leo en La pàtria és un invent | Aleix Cabarrocas:

«Eso de extrañar, la nostalgia y todo eso es un verso. No se extraña un país, se extraña el barrio en todo caso, pero también lo extrañás si te mudás a diez cuadras. El que se siente patriota, el que cree que pertenece a un país, es un tarado mental. ¡La patria es un invento! ¿Qué tengo que ver yo con un tucumano o con un salteño? Son tan ajenos a mí como un catalán o un portugués. Una estadística, un número sin cara. Uno se siente parte de muy poca gente; tu país son tus amigos, y eso sí se extraña, pero se pasa.» Martín, a Martín (Hache)

Hace tantos años que vi esa película, que aquí o allá me recuerdan de vez en cuando, que estaba casi convencido de que no soportaría una revisión adulta. Esta cita me deja en la duda. Da gusto bucear por las carpetas menos estudiadas de mi lector de feeds y descubrir casi arriba del todo esta cita.

¿Cómo no recordar Patria, patriotismo y banderas, tres citas recogidas hace mucho para evitar que se me perdieran?

Josh Pickett habla acerca de la rigidez excesiva de la educación:

Hackers would bring up anecdotes of playing around with BBC Micros in their spare time, learning C in their spare time or building basic command-line games in their spare time. Most of the best developers I know are products of tinkering with technology when they had a minute, but in an educational ecosystem which squeezes every last drop of energy and free time from students, where do they find the time to explore their own interests? We force so much structured work onto our young people that they loose all opportunity to take part in the arguably more important “unstructured work”, the tinkering and hacking that once made us the leaders of the industrial world.

A pesar de que la mirada nacionalista («nos hizo los líderes del mundo industrial», como si él hubiera sido líder, como si él hubiera estado allí vivo hace dos siglos), no puedo sino aplaudir sus palabras. Efectivamente, el sistema educativo está matando al [[hacker]] justo cuando la [[ética hacker]] del trabajo, que busca disfrutar con nuestro día a día para no sentir el trabajo como una carga, es la mejor opción ya desde la fase del aprendizaje temprano.