Salir a la calle con este frío, encender el mp3 y echarlo al bolsillo sin saber qué sonará y que suene The Greatest.