Llovió todo el día en Montevideo y, a mediodía, caía lo que Nat definió como «lluvia fina». Ahí me acordé de esa maravillosa canción de Triana

Cae fina la lluvia es una de esas piezas en las que más se aprecia todo lo que el trío aprendió de aquellos Pink Floyd de los que la otra noche hablaba con el Maik.