Nunca usé GoodReads, ese servicio web cuya función es permitirte llevar una lista de libros que has leído, puntuarlos, comentarlos, etc. Pero ahora que Amazon lo ha comprado (gracias, Ana), no puedo sino alegrarme una vez más de no haberlo usado nunca.