En Politikon:

Si no hay más dios que Paulo Coelho, TED es su profeta.

Y ésas son las charlas buenas, ya sobre las malas mejor ni pensarlo.