Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Recuenco nos recuerda al Maestro en un comentario acerca de cómo desarrollar el yo-cuantificado en entornos de trabajo:

Luke: Vader… Is the Dark Side Stronger?
Yoda: No, no. Quicker, more seductive, but not more powerful.

No es la primera vez (ni la segunda) que el hombrecillo verde sale por aquí.

Lo mejor es que tanto Yoda como Recuenco tienen razón: lo del análisis de datos a gran escala (eso que llaman big data por pudor a decir big money, que es lo que quieren decir realmente) es la historia de siempre, enfoques buenos contra enfoques malos en el uso de la tecnología. Enfoques liberadores frente a enfoques coercitivos.

Joe Armstrong, en una lista de correo:

The turn round time for a program was three weeks

  • week 1 – write code on paper forms – send to computer center to be turned into punched cards
  • week 2 – review punched cards, if ok send to machine
  • week 3 – results

The compiler helpfully stopped at the first syntax error which got you back to week 1 – so if you had say ten errors in your program it would take 30 weeks to get it running.

This is a pretty good environment – teaches you not to make mistakes and to think first.

El mail entero vale la pena.

Animado ante la confirmada disponibilidad de Nexus 4 en Francia para las próximas semanas, se me ocurre revisar si por estas latitudes tendremos igual fortuna, ya que en su día lo dejé pasar, pero quizá me haga con uno si se presenta la posibilidad en términos similares a los que fueron.

Claro, uno va a Google a preguntar si desde Madrid se podrá comprar el Nexus 4 y el oráculo le responde:

Google Nexus 4, inocente inocente

Ojo al dato: el primer resultado, y es obviamente una inocentada del día 28 de diciembre… pero Google y Larry Page (el hombre cuyo apellido denomina al algoritmo más famoso de Internet) se permiten decir que Facebook lo hace mal en desarrollo de producto.

Ellos dormidos en los laureles, claro: si hubiera página de la Wikipedia sobre esto, habría salido primero (aunque no fuera en absoluto relevante, ¡qué más da!). Lo único que puedo decir es que me alegro de no haber pulsado eso de «voy a tener suerte», porque menuda suerte.

En unas horas, el post Ayúdame a cambiar de banco recibió ayer en Versvs 26 comentarios. La razón de publicar ese post era el cabreo con la cantidad enorme de comisiones que cobra mi actual banco (La Caixa, a donde llegué cuando adquirieron Banca Cívica) por casi cualquier cosa.

Cuando publiqué dicho post no había visto esta noticia que acabo de descubrir gracias a Fernando Tricas:

Una caja cobra 181€ a un vecino de l´Alfàs por hacer ´uso intensivo´ de su cuenta online

La Caixa estipula comisiones de 100 euros en adelante para los usuarios que se conecten más de cien veces al mes

Es urgente, si te perdiste el post de ayer con sus numerosos aportes, o sencillamente si estás harto de que tu banco te cobre comisiones por cosas sin sentido (como ésta del ejemplo) puedes pasar a informarte con los muchos comentarios con detalles sobre otras entidades que, según los propios clientes, te tratarán mejor.