Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Pensar una chorrada, escribirla, publicarla. Pensar «voy a buscar que seguro que hay algo inventado» y descubrir que efectivamente existe y que el post que publicaste hace menos de un minuto ya está indizado en los resultados de búsqueda de Google.

Es de esto de lo que hablamos cuando decimos que Google fue el primero en lograr usar (en Internet) la infraestructura como ventaja competitiva, algo que intenta impulsar con cada cambio que hace a su buscador.

Internet es cada vez más grande, sin duda, y, paradójicamente, (o no tanto) más centralizada.

Aquí una idea de negocio, y si alguien conoce algo similar a la venta o en sitios tipo Kickstarter que me avise, que yo la kickstarteo.

Hace frío, mucho frío estos días. Así que si trabajas tecleando todo el santo día, la mano se te queda pajarito. Y tecleas más lento, y cometes más erratas con lo que has de retroceder y el resultado es… que todo va más lento.

Solución: el teclado con calefacción incorporada. La calefacción se debe alimentar gracias a los mismos 5 voltios que ya salen del USB y, en el caso ideal, activarse/desactivarse a voluntad usando una tecla.

Ahora fabríquenlo, que yo lo compro. Incorporar un mecanismo idéntico para el ratón también parece buena idea.

Una infografía interesante en el blog de Jaume Balmes:

Infografía

Me agrada saber que no somos pocos quienes vemos en el uso (y abuso) abuso (porque el uso con buen criterio sigue siendo una ventaja) de infografía una práctica detestable que nos obliga a hacer scroll y scroll y scroll… para mostrarnos una cantidad insignificante de información. Para colmo, es cada vez más frecuente que ni siquiera hagan un trabajo de diseño digno y la infografía sea fea como pegarle a un padre.

Momento para recordar aquella otra obra maestra que vimos en Derrotero.

Gonzalo Martín sobre líderes y liderazgo:

Yo tenía una edición del María Moliner donde líder se definía como mandatario extranjero, lo que me llevaba a pensar que en nuestra cultura no había términos para el tipo de gobierno/seducción de las personas que implicara ausencia de autoritarismo o imposición.

El post en sí contiene ideas más productivas que ésta sobre eso que llamamos crowd funding, pero yo me fui por las ramas.

Periodistas que tuvieron blogs y los mantienen, donde supuestamente hablan sobre blogs pero donde realmente hablan de twitter ocho de cada diez veces que postean. Y sin cobrar de twitter, hasta seguidores tan criticados como los de Apple son más comedidos. No borraba ese feed por el recuerdo del feed que fue, pero aquel ya no volverá. «Suscripción cancelada». Un feed que no actualiza no molesta, uno que mete ruido ha de ser eliminado inmediatamente.