Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Hay cientos de ellos. Buscaban la superficie esta mañana, en Recoletos. En silencio, inexpresivos, mugiendo levemente mientras se pisan los talones con los auriculares puestos. Ya no cabe duda: es una invasión zombie.