Había leído sobre la campaña de los servicios de inteligencia británicos para seleccionar nuevos candidatos entre aquellos que fueran capaces de romper un código cifrado, que al ser descifrado devolvía una URL en la que dejar el Curriculum. Parecía un reto y una idea llamativa, hasta inteligente, pero cuentan en Naked Security:

All it takes to find the page is to use the site: command in Google, as the “Can You Crack It?” webmaster seemingly didn’t hide the success page from search engines.

Para ser espías han hecho un trabajo de mierda, ¿no?