Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

No sé si me molesta más que la aplicación de WordPress para Android se empeñe en que los posts que llevan imagen (es casi todo lo que posteo desde el móvil) han de llevar un espacio al arranque del párrafo siguiente a la imagen o que WordPress en sí, en el servidor, procese esos párrafos con espacio al principio como párrafos preformateados cuando genera el HTML y, por tanto, no les haga retorno de carro automáticamente, como hace con todos los demás. Lo que sí puedo asegurar es que la combinación de ambos misbehaviours me cabrea bastante.

Hace unas semanas, aprovechando la reprogramación del tema de este blog usando HTML5 tuve la buena idea de incluir un par de mejoras (ambas relacionadas con comentarios) que llevaba mucho tiempo postergando. Una fue arreglar el crecimiento dinámico de la caja de texto para comentarios; da un sentido estético y es funcionalmente interesante (nos permite releer el mismo al completo sin problemas antes de enviarlo, una suerte de vista previa). La otra fue añadir una sugerencia para comentarios largos.

Recomendación comentarios largos

La idea es que un comentario largo, demasiado largo, contiene por necesidad varias ideas. Generalmente, si tratamos varias ideas es mucho mejor escribir un post en el blog propio y enlazar ese post en el que queríamos comentar. No sólo por esta netiqueta blogger básica que dicta no escribir un comentario mucho más largo que el post original, sino porque si merece una reflexión larga, es mucho más sano alzar el debate, distribuirlo entre blogs.

Por criterio arbitrario (pudo ser cualquier otra longitud), ahora cuando estamos escribiendo un comentario en este blog y sobrepasamos la longitud de 1.000 caracteres aparece automáticamente una cajita discreta que nos recomienda publicar en nuestro blog dejando un enlace a la entrada en cuestión (lo cual a su vez dejará un pingback para trazar la conversación completa, incluyendo tu post en tu blog).

Sí, sé que todo esto suena muy básico. Pero es que hay un conocimiento del medio y de los blogs que muchas personas desconocen, y no está de más repetirlo.

Y sí, sé que en estos tiempos de retuits en que incluso quienes tienen muchos lectores lamentan que en sus blogs no hay comentaristas mientras intentan recuperar el tiempo perdido, recomendar a un comentarista capaz de dejar algo más que un «me gusta tu post» que abandone su comentario y lo publique como un post en su propio blog parece un suicidio, pero no lo es. Es, de hecho, lo que nos permitirá tener una blogosfera que sea de verdad rica, diversa y viva, capaz de articular debates y conversaciones no monotemáticas.

Por supuesto, nada es obligatorio y pueden escribir un comentario de la longitud que deseen: si les aparece esta recomendación pero deciden seguir adelante, su comentario será procesado normalmente (publicado, moderado como cualquier otro) y si tengo algo que aportar, le seguirá mi respuesta. Las recomendaciones como ésta son sólo eso, recomendaciones, pero creo que es harto interesante promover activamente la blogosfera. Y recordar a nuestros lectores que ellos también tienen un blog (la mayoría, de hecho, lo tiene, si bien muchas veces algo abandonado) es, en tiempos de recentralización descafeinante y spammeadora, (casi) revolucionario.

Aunque a simple vista no se perciba ningún cambio (no he entrado a cambiar el aspecto, que me sigue gustando lo que tenemos), he reescrito el tema de este blog usando HTML5. Aún no lo he puesto para descarga porque estoy por terminar de arreglar un par de detalles. Pero como tenía ganas pues he desplegado el trabajo actual (que está casi al 100%, por otra parte).

He aprovechado para arreglar un poco algunas cosas, como la página de búsqueda que nunca había hecho. Ahora los resultados de búsqueda muestran entradillas (antes mostraba posts completos como la portada del blog).

He añadido una pijada a la caja de comentarios, para que el tamaño de ésta se adapte de verdad conforme vamos escribiendo. Aquí hay espacio para la mejora, sin duda. More to come.

Lo cierto es que los únicos errores de validación que tenemos se deben al plugin de OpenID y al modo en que WordPress genera los enlaces de categoría que acompañan los posts, así que no está en mi mano salvo meterme a hacer una fontanería que por una parte no tengo el tiempo para hacer y, por otra, quizá se solucione por sí misma el próximo lunes con la nueva versión 3.5 de WordPress.

Hemos actualizado el diseño del blog. En realidad es una evolución del que usábamos hasta ahora y conservamos la esencia de siempre, pero hemos reescrito casi todo y, creo, hemos ganado mucho en lo estético y en lo funcional (creo que la lectura es más sencilla ahora).

Si ven algo roto o fuera de lugar, avísenme. Si creen que hay algo que podemos mejorar o que les gustaba más antes, avísenme también :) Si les gusta más (o menos) que lo que había antes, también pueden avisarme. Como siempre, el tema es libre y se lo pueden descargar de aquí mismo.

Se abre la ronda de castigo (o peloteos, o silencio incómodo si nadie dice nada) en comentarios.

Esta semana se liberó la versión 3.3 de WordPress, y eso nos daba excusa para poner a punto el tema.

¿Cuáles son las principales novedades del tema?

  • Hemos verificado que el tema funciona con WordPress 3.3, así que podéis instalarlo sin problemas.
  • Hemos aligerado la lectura, dejando más huecos y espacios para respirar dentro de los posts.
  • Las imágenes en los posts ahora no quedarán como un bloque alineado a la izquierda, sino que se centran.

Eso es todo, está claro que son cambios menores, lo que más me interesaba era comprobar que el tema sigue funcionando con WordPress 3.3, porque la reescritura que tengo pensado hacerle… pues no he tenido tiempo de hacerla todavía.

En todo caso, ya saben que pueden bajarse el tema y disfrutarlo desde ya.