Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Idea de negocio. Existe un ámbito no cubierto por la amplia (y creciente) oferta editorial: el de la autoayuda para los traumatizados por el dospuntocero. Desde mi posición de pionero presento la primera colección de libros destinada a tal efecto, y además regalo los títulos (los libros están sin escribir, pero próximamente podrán leerlos, si es que a alguien le interesa algo más que el título):

  • El bloguero del feed oxidado
  • ¿Quién se ha llevado mis followers?
  • Es fácil dejar de likear, si sabes cómo

Estos son sólo los tres primeros títulos, pensados a imagen y paráfrasis de otros superventas del género, para intentar subirnos a la cola del cometa. Si tienen más candidatos, abiertos están los comentarios. Que es viernes y eso es buena cosa.

Wired, 17 de agosto de 2010: The web is dead.

Versvs, una semana después:

En 2008, Wired decía que Twitter, Facebook y Flickr (jur, jur) hacían que los blogs parecieran taaan 2004. En 2010, las agencias de publicidad británicas promocionan su gran apuesta televisiva de la temporada al margen de estos servicios y Watson tiene blog.

Pero, ¿para qué deternernos en 2008 si podemos ir mucho más atrás? En 1997, Wired anunciaba la inminente muerte de la web a manos del Push. Acertaron, evidentemente

Abril de 2012, LinkedIn presenta una flamante aplicación para iPad. Wow, exclaman los que revisan estas cosas (no tengo ipad pa probar).

you’ll be shocked at how slick, pared-down, and beautifully designed it is.

Mayo de 2012, se conoce el dato: el 95% del código de la aplicación de LinkedIn para iPad es HTML5.

El código nativo mata a la web, Wired tenía razón.

O quizá no. Más bien el coste de la fragmentación es tan grande que hasta los gigantes que cotizan en bolsa buscan minimizarlo.

Y yo necesito un calendario en el que anotar para el futuro revisitar afirmaciones de este tipo, los chorreos son divertidos.