Leo en Guerras Posmodernas sobre dos casos de plagio a Jesús Pérez, analista especialista en inteligencia y blogger nato:

A la primera pregunta contesté que la escalada de tensión en el estrecho de Ormuz había que interpretarla como un exhibición de fuerza de Irán y no el paso previo a una guerra. Usé como metáfora “un oranguntán golpeándose el pecho”. Y mira tú por donde, el lunes me encuentro que el profesor José Ignacio Torreblanca en su blog “Café Steiner” habló de Irán. Arrancó hablando de la violencia entre monos como metáfora de lo que pasa en el Estrecho de Ormuz. La expresión “golpes en el pecho” aparece en negrita. Vaya por Dios. Se nos ocurrió la misma metáfora.

El segundo caso lo dejo para que lo leáis en su blog.

Bueno, hay que decir que el plagio es sólo presunto y todo eso, hasta que no lo diga un señor con toga. Siempre cabe la posibilidad de que hayan sido infinitos monos tecleando aleatoriamente. Esas cosas pasan.