Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Como se podrán imaginar quienes leen este blog regularmente, he seguido muy de cerca todo lo relacionado a la nueva edición en español del quinto libro de Canción de hielo y fuego.

Este libro se puede adquirir por la destacable cantidad de 46 euros en tapa dura, costando 38 euros la edición en tapa blanda (he puesto bien la cifra, créanme) pero, más destacablemente aún, es imposible comprarlo en digital. Un disparo en el pie en toda regla, ha cabreado a los lectores y ahuyentará a muchos compradores potenciales del libro, aunque dudo mucho que pueda poner freno a los lectores.

¿Recuerdan cuando hablamos de Libranda? Todos hablan de piratería, pero ninguno hace lo que está en su mano para adaptarse a la realidad de un creciente mercado digital con lectores electrónicos en apenas 100 euros y una «base instalada» de dispositivos más que interesante.

Mentiras, malditas mentiras y libros en papel.

En Lifehacker:

According to neuroscientist and nutrition and food blogger Dr. Darya Pino, one way to improve your cooking skills is to try new things, and one great way to get inspired to try new cuisines and dishes is to read more fiction—specifically fiction that transports you to different worlds and cultures.

Lo cierto es que no lo había pensado, pero una cosa puedo decir: en Canción de Hielo y Fuego salen muchas, muchísimas recetas… y ya sabes lo que dicen: en el juego de tronos sólo puedes ganar, o limpiar los platos.