Ad Astra Errans

Tuve muchos nombres que ya nadie recuerda

Ayer volví a ver El club de la lucha, hacía mucho que no la veía. De hecho, recuerdo que la primera vez que la vi no había leído nada de Palahniuk, que ahora es uno de los autores que recomiendo con frecuencia. Ver la película me recordó esta imagen que no hace mucho encontré por ahí y guardé en mi disco duro.

Fight Club 2.0

No es que me identifique con lo que dice, pero admito que es un patrón que veo mucho por ahí y me hace bastante gracia. Si crees que esta imagen va contigo, háztelo mirar, quizá haya algo de ésa mierda cantante y danzante del mundo.

El CEO feo al que no le gustaba el SEO retoma la tradición de la colección de libros de autoayuda 2.0 y actúa como complemento a los siempre reseñables libros de liderazgo.

Sin embargo, da un paso más allá de lo que dieron los anteriores títulos de la colección al adentrarse en la realidad ficcionada para niños. El protagonista es en realidad una protagonista, la tortuga Huga que comía lechuga, y en esta ocasión está al frente de una piscifactoría, lo cual le enfrentará a nuevos retos para conseguir un final feliz en un mundo en el que la rentabilidad del proyecto y la lucha por la supervivencia de la especie obligan a nuestra protagonista a un sinfín de peripecias.

Y bueno, el libro aún no está escrito, pero lo escribo on-demand, y si todo va bien habrá una reseña muy positiva en Babelia. Tiempo al tiempo.